Carta a Micaela

Despido con estas líneas mi viaje con Micaela. He aprendido mucho.

¿Cómo estás lector de este blog y oyente de esta web?

La acogida de los Cuentos de Aquí, Ahora y Siempre me está reportando muchos aprendizajes además de que me lo estoy pasando muy bien.

Micaela y yo (y tal vez tú) no somos tan diferentes. Mi madre supo potenciarme de tal forma que mis aparentes rarezas se convirtieron en cualidades rayanas a la genialidad. De hecho, viví siempre bajo ese amparo hasta el punto que, cuando me decía qué podría estudiar, me planteó cuatro posibilidades que me parecieron lo más natural del mundo. Me dijo..."veamos...tú podrías ser...déjame ver (como si estuviera viendo en una bola de cristal)...hummm astronauta...o navegar investigando con ciencias del mar...o locutor de radio...o músico"...La cuestión es que las cuatro las veía posible para mi. Descarté lo de ser astronauta porque me mareaba con las curvas. Lo del mar lo veía complicado porque me quemo al sol fácilmente. Locutor de radio o músico...pues en eso ando...contando historias. Mi madre supo hacerlo...así que me hubiera gustado contárselo a Micaela...así que le he escrito una carta.



CARTA A MICAELA.

Hola Micaela, cómo me alegra compartir contigo este ratito. Vengo de tu futuro. ¡Soy compositor de música! y también profesor. Yo en vez de buscar tesoros con unas tijeras voy buscando texturas musicales entre las almas que voy conociendo…pero ¿sabes que te hemos compuesto una música con un cuento que escribió uno de los niños a los que les contabas todas esas historias? ¡Te escribió un cuento precioso! ¡sí sí, de verdad!


¿Sabías que gracias a ese cuento te hemos encomendado para que seas la guardiana de nuestros sueños? pensamos que tal vez no te importaría. Por aquí, por tu futuro, mi presente, hace falta un poco de "eso" que tú tenías.


Me han contado que hacías muy bien tu trabajo de lavandera. Que ibas al teatro en Madrid, ¡que sabías leer! y que te gustaba mucho. ¡Ah sí! ¡dijeron que la lectura te había trastornado! no no, eso fue un error que no se comprendió…¿sabes? lo que trastorna la mente y la vuelve dura, fanática y llena de prejuicios es no leer.


Me han contado también que tenías mucha fe en cosas que no se ven, que te gustaba el esoterismo y las cosas de las brujas y que por ello podías influir malamente sobre las personas de bien y que, por ello estabas loca. ¡Que va Micaela! ¡se hicieron un lío! lo que pasa es que hay muchas cosas que no sabemos explicar y ¿sabes? ¡tienes que perdonarles mujer! Yo también creo en esas cosas pero..¡hay unos fantasmas que sí que dan muuuuucho miedo! tanto como te daba miedo a ti la culebra, Micaela. Son fantasmas que se llaman miedo, ignorancia, depresión, odio, racismo, machismo, violencia, intolerancia…uff ¡¡¡hay un montón!!! y encima, ¿sabes? Resulta que se están camuflando entre mantas y paredes que se llaman conformismo, apatía, indiferencia…


Ay Micaela...tengo que reconocer que el hecho de que fueras con unas tijeras buscando las minas y los tesoros no ayudaba. ¡Ah! ¿que era porque no tenías dinero para comprar las herramientas adecuadas? ah vale vale, tendrías que haberlo explicado. Pero ya lo hago yo por ti, no te preocupes.


Si me encuentro alguien como tú que creyera que en la tierra hay grandes tesoros escondidos le diré que es verdad, los hay. Y le animaré a que estudie geología y matemáticas, y administración para saber gestionar sus empresas y proyectos, y también le diré que no haga caso ni se case con quien no le anime a seguir buscando tesoros bajo tierra. Y que mientras estudia sobre cómo descubrir esos tesoros le diría que lo compartiera con personas como Pablo, que haría que todo el mundo en el pueblo te comprendiera y te quisiera...¡o como Ángela!, que te animaría a que fueras a teatro y a participar en el medieval...o como Montse, que de seguro te haría una mochila muy especial para cada objeto que encontraras; o con Gema, que te contaría secretos de cómo afinar las canciones, porque la verdad es que esa canción que cantabas estaba un poco desafinada... jaja. Sí Micaela, y después de mucho tiempo estoy seguro que me diría que el mejor tesoro y el más grande se encontraba en tu interior, con tu cabecita bien organizada, el corazón como un buen guía y bien nutrido pero eso sí…con tus sueños intactos.


Posdata:

Que sepas que tienes un cuento, una música, tu nombre ha salido por la TV y muchas personas que no te conocían ahora te conocen. Gracias por tu vida.


David, 12 de febrero de 2021 en Alburquerque.


Ahí estás Zajarrón! o bola del mundo...

Con Muévete de Canal Extremadura

Con Pablo trabajando


31 views1 comment

Recent Posts

See All